ACTIVOS Y PASIVOS FINANCIEROS

En el mundo de las finanzas hay algunas expresiones que nos pueden resultar poco comunes. Incluso existen diccionarios para entender algunas de estas palabras. En el artículo de hoy vamos a ver el significado de las palabras activo y pasivo en el mundo de las finanzas. ¿Tienes clara la diferencia entre estas dos expresiones?

Es muy importante entender bien cuál es la diferencia entre lo que es un activo y un pasivo en las finanzas. Para nuestra salud financiera, es sumamente importante. Una de estas palabras se refiere a elementos que nos hacen ganar dinero, mientras que la otra, es justamente lo contrario: nos hace “perder” dinero. 

“Los términos financieros no siempre son fáciles de entender. Pero hoy vas a aprender de forma sencilla lo que significan en el argot de las finanzas las palabras activo y pasivo”

El argot financiero contiene palabras y expresiones que no siempre utilizamos en la vida común. También pueden ser palabras comunes que adquieren otro significado cuando se trata de finanzas. Hoy vamos a ver de forma sencilla la diferencia entre activo y pasivo cuando hablamos del mundo financiero. 

activo y pasivo

Pasivo

Para entenderlo claramente: un pasivo saca dinero de nuestro bolsillo. Podemos relacionarlo fácilmente si pensamos en lo siguiente: alguien pasivo normalmente no hace gran cosa. No genera. Lo mismo ocurre con los pasivos financieros. No generan. Se trata de un gasto que afrontamos y que no nos aporta ningún beneficio económico, ni directa ni indirectamente.

Se trata de todos los gastos que hacemos mensualmente que no nos generan ningún ingreso. Digamos que podemos meter en este “saco” a todos los gastos de suministros, teléfono, hipoteca de nuestra casa o alquiler, coche si lo estamos pagando,… En definitiva, todos los gastos que tenemos, que no nos aportan de regreso ningún beneficio económico.

La mayoría de las familias que sufren económicamente tienen un patrón de flujo financiero que pasa prácticamente en su totalidad por el lado de los pasivos. Es decir, prácticamente ninguno (o ninguno) de sus gastos, les aporta un beneficio económico.

activo

Activo

Un activo nos hace ganar dinero. Poniendo el mismo ejemplo de antes: una persona activa genera, produce. Los activos producen dinero para quien los tiene. Se trata de gastos que se convierten en una fuente de efectivo, directa o indirectamente.

Igual que hicimos con los pasivos, podemos hacer una lista de nuestros activos. Estos pueden ser la hipoteca o los gastos que nos genera una vivienda que tenemos en alquiler, el dinero bien invertido en maquinaria para nuestro negocio, inversiones,… Podemos meter en el saco de los activos, a los gastos que hacemos, que repercuten en una entrada de dinero.

Podemos incluir aquí todo aquello que nos genere un ingreso. Incluso aunque hayamos tenido que financiarlo, puede ser un activo. Claro está, para esto, lo que pagamos debe ser menor que el ingreso que nos produce el activo. Esto es lo que se conoce como Deuda Buena.

Solicitar

Activo y pasivo ¿Cuál es mejor? 

Si queremos que nuestra economía mejore poco a poco, debemos reducir pasivos y aumentar nuestros activos. Los activos añadirán más dinero a nuestras finanzas personales. Cuanto más dinero generen esos activos, más crecimiento económico generaremos.

Entender cómo funcionan los activos y los pasivos hará que tomemos decisiones con Inteligencia Financiera. Al principio, quizás requiera que hagamos algunos esfuerzos. Sin embargo, la recompensa merecerá la pena. Cuando los activos generan dinero suficiente, podremos comenzar a utilizar un porcentaje de ellos para adquirir los pasivos que queremos: viajes, el coche que nos gusta, la casa que queremos… Claro, para llegar a este punto tendremos que mantener a raya los pasivos durante un tiempo.

Artículos Populares

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Para mayor información acuda a nuestro apartado de política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies