GASTOS O INVERSIÓN ¿QUÉ ESTOY HACIENDO?

Gastos o inversión | A todos nos encanta ir de compras, sobre todo si vamos a nuestras tiendas favoritas. Algo de tecnología, un poco de ropa… La decoración de casa está pidiendo un cambio así que aprovechamos para comprar algunas cositas. Y, por qué no, accesorios para el coche. Algo de cosmética, una sesión de masaje, una cenita y… tenemos el día completo.

Muchos calificarían este día de magnífico. ¿A que sí? Sin embargo, quizás sea conveniente mirarlo desde otro ángulo. A lo mejor puede ayudarnos a verlo tener una visión más amplia. ¿Si pudiésemos definir el día en una sola palabra, esa palabra sería gastos o inversión? ¿Por qué es importante conocer la diferencia entre gastos e inversión? 

“Dentro de la economía familiar hay factores que pueden afectar negativamente. Pero también existen factores que son muy positivos. Conocer la diferencia entre gastos o inversión es muy importante para nuestra Inteligencia Financiera”

Puede que en el ejemplo que vimos, haya gastos y también inversión en esas compras. Es posible que pienses ¿de qué me sirve a mí saber la diferencia? La realidad es que, si te interesa la salud económica de tu familia, es buena idea saber cómo diferenciar gastos o inversión. 

gastos o inversión

¿Qué son gastos?

Cuando hablamos de hacer un gasto, está claro que nos referimos a desembolsar dinero de nuestro bolsillo. Sin embargo, en este artículo si queremos distinguir entre gastos o inversión debemos utilizar otra forma de distinguirlos. Hablaremos de gastos cuando se trate de compras que nos aportan únicamente un beneficio inmediato.

Un gasto no nos aportará un beneficio a la larga. Puede que se trate de un producto que realmente no necesitamos. O tal vez, simplemente nos “apetece” comprarlo y por eso hemos hecho ese gasto. Veamos algunos ejemplos para entenderlo mejor.

monedo rapido

 

EJEMPLOS DE GASTOS

Ejemplo 1: Vas de paseo y ves esas botas que tanto te gustan. Son esas. Las que ya habías visto antes en Internet. Parece que te estén mirando y diciéndote ¡cómprame! En el armario ya tienes 3 pares de botas, y todas se encuentran en buen estado. Indudablemente, se trata de un gasto. Es un producto que no necesitas y además no te generará un beneficio adicional, además del gusto que te dará vértelas puestas.

Ejemplo 2: Entras en una gran superficie y ves una pintura plástica para pintar el salón de casa. Tiene un descuento. Además, ese es el color que tanto te gusta. Sin embargo, hace solo tres meses que pintaste el salón. Una vez más, sería un gasto y no una inversión.

Ejemplo 3: Tienes en casa tres colonias. Una tarde de paseo hueles en una perfumería una colonia que te encanta. Preguntas cuánto cuesta y la coges en la mano para comprarla. ¿Es un gasto? Claro que sí. Tienes tres colonias en casa. No te generará nada tener otra más.

Podríamos poner mil y un ejemplos similares a estos tres que hemos visto. Es muy común caer en el gasto con aparatos tecnológicos: televisores, teléfonos, ordenadores… Es muy fácil cometer el error de GASTAR sin más. Quizás sea el momento de mostrarte qué es entonces hacer de una compra, una buena inversión.

¿Qué es una inversión?

Si observamos un poco podemos identificar cosas que necesitan ser remplazadas. Puede que no funcionen adecuadamente. Quizás tengamos ropa que no es apropiada para vestirnos cuando vamos a la oficina… Podemos simplificar y decir que cualquier cosa que sea una necesidad, será una inversión porque cumplirá un propósito.

Del mismo modo que lo hicimos con el caso de los gastos, vamos a ver algunos ejemplos de inversiones para dejar este punto más claro.

creditocajero
EJEMPLOS DE INVERSIÓN

Ejemplo 1: Si vas a cerrar un trato de un nuevo negocio, no sería conveniente acudir con ropa desgastada o anticuada. Mucho menos de mal gusto. Por lo tanto, podemos decir que comprar ropa para la ocasión sería una muy buena inversión.

Ejemplo 2: Tienes una casa en alquiler. En ella vive una familia que sabes que se irá en un mes y medio. Necesitarás pintar y actualizar la decoración. Si estás en tu ferretería y encuentras el bote de pintura del ejemplo de los gastos, en este caso se convertiría en una inversión.

Ejemplo 3: Los neumáticos de tu coche se han desgastado más allá del límite de la seguridad. Llevas un tiempo mirando precios, y has encontrado unos muy bien de precio en el centro comercial. Los compras y se los haces montar a tu coche. Se trataría de una inversión excelente en seguridad.

Como un resumen muy simple podríamos decir que gastar es pagar por un servicio que realmente no te hace falta, o no te genera ningún beneficio. Sin embargo, invertimos cuando pagamos por un servicio necesario, que nos hará ahorrar o generará ingresos en el futuro. Tener clara la diferencia entre un gasto y una inversión nos ayudará a mejorar la economía familiar.

Artículos Populares

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Para mayor información acuda a nuestro apartado de política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies