Pago en especie: ¿Qué es?

¿Conoces el pago en especie? 🤔 ¿Sabes que ventajas e inconvenientes tiene? Hoy analizamos todo acerca del pago en especie 👇

Tiempo de lectura 2:10

El pago en especie es todo el beneficio que obtengas por tu trabajo y que no sea dinero. Muchos trabajos reciben parte de su sueldo en especie, en forma de cheques restaurante, seguros, pagos del transporte, cursos,…

Sin embargo, muchas personas no saben exactamente si aceptar o no cuando les ofrecen esta posibilidad. Al desconocer sus pros y contras, no saben a qué atenerse. 

Por eso, en este artículo queremos aclarar algunas de las dudas más frecuentes en torno al pago en especie. 

¿Qué ventajas y desventajas tiene? 

Para empezar, es importante que hablemos de la principal ventaja y la principal desventaja de este tipo de retribución. 

La principal desventaja de este sistema es que puede resultar poco práctico si no se ajusta con tus prioridades o necesidades. Por ejemplo, hay trabajadores que prefieren ganar más dinero y comer donde deseen, o directamente traer la comida desde casa, que obtener cheques para restaurantes o supermercados específicos. 

Por otro lado, su principal ventaja es que puede hacerte ahorrar algo de dinero en IRPF si, aunque la empresa no lo pagase por ti, usarías el servicio. Por ejemplo, siguiendo con el mismo caso, si todos los días que trabajas comes en los restaurantes que te indica la empresa, te saldría rentable. 

¿Qué pagos en especie pueden hacerte ahorrar impuestos? 

No todos los tipos de pago en especie te permiten ahorrar en el IRPF. Veamos cuáles sí. 

  • Cheques de guardería. Si tienes hijos de hasta 3 años puedes recibir estos  cheques y están exentos al 100% de las retenciones del IRPF.
  • Formación profesional. Si están vinculados con tu trabajo, no tendrás que tributar por el coste de esos cursos. 
  • Acciones de la empresa. Si el pago en especie es de participaciones en la empresa, no pagarás el IRPF de ellas. Además, la ley te permite obtener participaciones de hasta 12.000 € anuales.
  • Vales de comida. Hasta un máximo de 11 euros diarios están exentos de tributación. 
  • Planes de pensiones. Podrás dejar de pagar los impuestos por un máximo de 8000 € o el equivalente a un 30% de tus rendimientos netos. 

¿Por qué mi empresa me quiere pagar en especie? 

La razón de que muchas empresas quieran utilizar este método para pagar parte del sueldo es muy simple: aunque, a priori, cuesta más caro, tiene muchas ventajas para la empresa. Veamos algunas de ellas. 

  • Dado su poder de negociación, la empresa puede obtener algunos productos y servicios a un precio más económico que un particular.
  • Gracias a este tipo de “ayudas” de parte de la empresa, las empresas pueden captar más fácilmente a los buenos trabajadores y retenerlos en su plantilla. 
  • Parte del salario en especie se puede deducir del Impuesto de sociedades.
    • Por el servicio de guardería, las empresas pueden deducir sin límite el 100% de lo aportado. Menos en Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, donde hay un límite de hasta 1000 euros anuales. 
    • El seguro médico de un empleado puede conllevar una deducción de hasta 500 euros anuales, o hasta 1500 si el empleado cuenta con alguna discapacidad. 
    • Los cheques de comida se pueden deducir totalmente. 
    • Los planes de pensiones ven reducida su base imponible hasta los 8000 euros anuales. 

¿Existe un máximo para el pago en especie? 

Sí. Las empresas no pueden pagar en especie la totalidad del sueldo del trabajador. El límite se encuentra en el 30 % del sueldo bruto. Por lo tanto, un trabajador que cobra 18.000 € brutos anuales, solo podrá tener hasta 5.400 € de compensaciones no monetarias. 

 

¿Te ha quedado claro qué es el pago en especie? ¿Tenías idea de todas las ventajas que puede ofrecer, tanto a empresas como a trabajadores? 

KomparaTodo

~ Para ahorrar hay que comparar ~

Comentarios

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados