PRESUPUESTO FAMILIAR ¿ALIADO, O ENEMIGO?

Muchas personas y familias son renuentes a la utilización de un presupuesto familiar. Algunos piensan que perderían la libertad de hacer lo que se les antoje hablando en términos económicos. A otros, simplemente les da pereza llevar un control de los gastos. Otros directamente tienen el lema: “Yo lo gano, yo lo gasto en lo que quiera”.

No hay duda de que, en muchos hogares, el tema del presupuesto familiar presenta diversas opiniones. Ponerse de acuerdo sobre este asunto es delicado, y a casi nadie le atraen las palabras “control“, “restricción” o “limitación“. Entonces ¿qué se puede hacer al respecto? Veamos a continuación, diversas maneras de enfrentar este desafío de forma sencilla.

“Cuando hacemos un presupuesto familiar adecuado a nuestra situación, podemos obtener muy buenos resultados. Lo más inteligente, es elegir el sistema de presupuesto que se adapte a nuestras necesidades. Veamos entonces algunos trucos para mejorar este aspecto tan importante de la economía doméstica”

Para empezar, debemos tener en cuenta lo siguiente: Cuando pensemos en introducir una novedad en la economía familiar, ha de ser fácil de aplicar y contar con el consenso de la mayoría. Si no cumple con estos dos puntos, será más difícil que el cambio se mantenga en el tiempo.

presupuesto familiar

Beneficios del presupuesto familiar

Para motivarnos a tomar acción, debemos conocer los beneficios y resultados que nos traerá este cambio. Tener un presupuesto familiar ofrece muchas ventajas sobre no tenerlo. ¿Quieres saber cuáles son?

Disponer del dinero cuando se necesita

La principal ventaja de tener un presupuesto familiar, es que dispondrás del dinero que necesitas cuando haga falta. Al tratarse de un presupuesto anual, contemplará los gastos que solo se pagan una vez al año. De ese modo, podremos pagarlo de una sola vez, en lugar de prorratear el gasto, lo que hace que sea más alto. Además, no supondrá un trauma económico el mes que llegue ese gasto. ¡Dinerito para el bolsillo familiar!

cofidis online

Conocer mejor nuestra situación

Hacer un presupuesto familiar nos permite saber en qué situación nos encontraremos al final de cada mes. Esto hará que el estrés generado por la escasez, sea cosa del pasado. No cabe duda de que se trata de un punto importante en el ambiente familiar.

Adiós a los recargos

Otro punto a favor de hacer un presupuesto familiar, es que sabremos cuándo tenemos que pagar las facturas. Por lo tanto, los recargos en estas se eliminarán.

Dinero para lo que quieres

Cuando no haces un presupuesto familiar, te pasas el año reaccionando a los gastos. Los años pasan, y nunca dispones del dinero necesario para hacer lo que quieres. Sin embargo, cuando llevas un control de tus ingresos y gastos, puedes ahorrar para unas vacaciones, ropa nueva, o lo que te parezca mejor.

economia familiar

¿Qué sistema se adapta a ti?

Antes de comenzar a hacer tu presupuesto familiar, quizás sea interesante que veas lo que viene a continuación. Vamos a ver dos formas de hacer tu presupuesto familiar. Uno, muy básico. Otro, un poquito más complejo. Ambos son muy fáciles de seguir y dan buenos resultados. ¿Cuál se adapta mejor a ti?

Papel y lápiz

Este sistema es muy simple ya que solo necesitarás una hoja y un papel. En esta hoja, vamos a crear una tabla de catorce columnas. ¿Qué pondremos en cada una de esas columnas? Veamos:

Columna 1: En esta columna escribiremos todos los conceptos de los gastos familiares, tanto mensuales como anuales. Por ejemplo: Alimentación, combustible, suministros, ropa, etc. Cuanto más detallado sea, más eficaz será nuestro presupuesto. En esta columna también escribiremos los gastos que se hagan de forma anual, como el seguro del coche.

monedo rapido

Columna 2: En la segunda columna escribiremos la cantidad de dinero que hayamos asignado a cada uno de esos conceptos. Por ejemplo, a la alimentación hemos asignado 300€ al mes. En el caso de los gastos anuales, escribiremos la parte proporcional del mes: Si nuestro seguro cuesta 478€ al año, pondremos en el presupuesto 39,83€ al mes.

Columnas 3-14: Una columna para cada mes del año. En cada casilla escribiremos lo que hemos gastado en cada concepto.

El dinero de los gastos anuales que guardamos cada mes, no se puede tocar. Si no, estaremos boicoteando nuestro propio presupuesto familiar. Ese dinero es como si ya nos lo hubiésemos gastado en el fin para el que lo hemos guardado.

Para no tener que estar pendientes de cuánto nos hemos gastado en cada concepto, podemos utilizar un sistema de sobres. Si contamos con el dinero del mes en efectivo, podemos meter en cada sobre lo que está destinado a cada concepto. Un sobre de “alimentación”, otro de “combustible”, etc. Así llevaremos un control muy claro de lo que hemos gastado y lo que nos queda disponible.

Hoja de Excel

En este sistema haremos lo mismo que hubiésemos hecho en la hoja de papel. Con la diferencia de que en lugar de hacerlo en una hoja de papel, utilizaremos una hoja de Excel. Por supuesto, en este caso podremos añadir fórmulas para calcular lo que queramos. En lugar de utilizar los sobres, podremos utilizar los gastos de las cuentas bancarias y tarjetas.

Sea cual sea el sistema que elijas, te aseguramos de que con la utilización del presupuesto familiar, habrá un antes y un después en tu economía. Tu presupuesto dejará de ser un “enemigo” y se convertirá en tu mejor aliado. Esto contribuirá a que haya una mejora, no solo en el sentido económico, sino también en el ambiente familiar. Saber hacia dónde nos dirigimos y cómo vamos a llegar, dará mucha estabilidad a nuestra familia.

Artículos Populares

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Para mayor información acuda a nuestro apartado de política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies