¿Qué son los préstamos a corto plazo? ¿Qué tipos hay?

¿Qué son los préstamos a corto plazo y qué tipos existen? En el artículo de hoy analizamos este tipo de financiación.

¿Qué son los préstamos a corto plazo? ¿Qué tipos hay?

Hay momentos en que se necesita una inyección de efectivo puntual, con la idea de poder devolver rápidamente lo solicitado. Para este tipo de circunstancias existen los llamados préstamos a corto plazo, aunque para entender este tipo de préstamo primero hay que saber qué es un préstamo. 

Estos se diferencian de los préstamos a largo plazo en el plazo de devolución, pero también tienen otras particularidades. Por eso, te vamos a contar todas las características de los préstamos a corto plazo, pero antes de seguir leyendo, es importante que sepas qué es un préstamo. Aquí tienes el enlace al artículo ¿Qué es un préstamo y cómo fuciona?

Aunque los préstamos a corto plazo están asociados a los préstamos rápidos, esto no tiene por qué ser así. Tampoco es cierto que tengan tasas de interés más altas que otro tipo de préstamos. Los préstamos a corto plazo son otra opción, que puede resultar muy atractiva dependiendo de las necesidades del usuario.

¿Qué es un préstamo a corto plazo?

Por definición, un préstamo a corto plazo es un préstamo cuyo plazo de amortización no supera el año, aunque en ocasiones puede llegar a los 18 meses. 

Esta es la base necesaria para considerar dicha financiación. A partir de ahí, pueden existir diferentes características particulares que pueden cambiar. Por ejemplo, diferentes intereses, importes o condiciones de devolución.

Las cantidades solicitadas son pequeñas, generalmente no superando los 1.000 euros. Además, la devolución del préstamo se puede fraccionar en diferentes cuotas o se puede realizar en un único pago. Todo esto dependerá del contrato de préstamo que se firme, aquí es donde se deben indicar todas las condiciones de esta financiación en concreto. El cumplimiento de todos los puntos permitirá que la financiación se produzca y cierre satisfactoriamente para todas las partes.

Tipos de préstamos a corto plazo

Una vez que ya hemos distinguido entre préstamos a largo y corto plazo, dentro de estos últimos también podemos ver distintos tipos según quien solicite la financiación, ya que no es lo mismo si lo hace una persona física o una empresa. Echemos un vistazo a estos tipos de financiación a corto plazo.

Personal

Se trata de préstamos a corto plazo que pueden solicitar los usuarios particulares. Suelen devolverse en un plazo máximo de un año, aunque algunos productos pueden superar este plazo de amortización. Además, los importes no suelen superar los 1.000 euros, ya que están pensados para pequeñas necesidades puntuales.

Este tipo de préstamo generalmente se utiliza cuando existe una necesidad económica urgente, pero se tiene la certeza de que se recibirá una inyección de dinero en un corto período de tiempo con el que se podrá hacer frente a la deuda. 

Es habitual recurrir a préstamos a corto plazo para hacer frente a los pagos ocasionados por una herencia o para aprovechar una oferta o un trato interesante.

Empresas

Las empresas pueden solicitar este tipo de préstamo para hacer frente a determinadas eventualidades. Esta financiación suele ser superior a los 1.000 € citados anteriormente, dependiendo del uso y la situación financiera de la empresa de que se trate.

Generalmente utilizan este tipo de préstamo para financiar capital de trabajo. Se pueden utilizar para comprar activos o para llevar a cabo renovaciones en las instalaciones de la empresa. También es una opción para obtener liquidez hasta el cobro de las facturas pendientes que debe pagar un cliente.

Ventajas de los préstamos a corto plazo

Estos son los aspectos más destacados de la financiación a corto plazo:

  • Facilidad: Muchos de estos préstamos, al ser de pequeña cuantía y tener un plazo de amortización corto, tienen unos requisitos bastante bajos para conseguir financiación. Sin apenas esfuerzo, puedes conseguir el dinero rápidamente. Incluso se puede hacer en línea.
  • Precio: Al ser un financiamiento a corto plazo, el pago es menor porque hay menos tiempo para pagar intereses.

Desventajas de los préstamos a corto plazo

Estos son los puntos más problemáticos a tener en cuenta al solicitar un préstamo a corto plazo:

  • Deuda: La facilidad para obtener estos préstamos puede hacer que se soliciten sin medir adecuadamente las posibilidades económicas reales del usuario. Esto puede promover un alto endeudamiento que es difícil de manejar.
  • Imposibilidad de pago: Dado que el plazo de pago es tan corto, es importante saber con seguridad que habrá ingresos suficientes para devolver el dinero solicitado. De lo contrario, tendrás que afrontar las consecuencias que puede tener una deuda impaga.
  • Tipo de interés alto: Hay préstamos a corto plazo que juegan con la inmediatez y con la posibilidad de pedirlos sin ningún requisito. A cambio de estas condiciones atractivas, el interés es alto. Es importante leer detenidamente los contratos de préstamo para asegurarse de que la financiación sale como se desea.

 

Si quieres ver cuales son las mejores ofertas de créditos rápidos puedes visitar nuestro comparador específico para tal fin. 

Etiquetas

KomparaTodo

~ Para ahorrar hay que comparar ~

Comentarios

0 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados