¿TIENES UNA CASA VACÍA? ¡RENTABILÍZALA!

Si tienes una segunda vivienda que no utilizas regularmente, puede que tengas una opción de ingresos muy interesante. Con un poco de asesoramiento podría ser posible que potencies las posibilidades que puedas rentabilizar la segunda vivienda. Hoy vamos a ver algunas ideas que te pueden ayudar a convertir tu segunda casa en una fuente de efectivo.

En muchos lugares encontramos viviendas vacías. Puede que sea debido a las malas experiencias a la hora de alquilar, por malos inquilinos o por malas experiencias con las inmobiliarias. También puede deberse simplemente a la falta de conocimiento acerca del funcionamiento de los alquileres de viviendas.

“Si tienes una casa vacía, la puedes rentabilizar. Para ello, hoy te traemos algunos consejos para que sepas cómo puedes crear una fuente de ingresos de tu segunda vivienda. ¿Estás preparado?”

Una casa vacía es un gasto constante. Si tenemos una segunda vivienda y no la utilizamos, podemos buscar formas de rentabilizarla. Hoy te vamos a dar algunos trucos para convertir ese “gasto” en un ingreso de dinero constante. De ese modo, podrás dinamizar tu economía familiar y abrirle las puertas a otras inversiones futuras.

alquilar la segunda vivienda

Acondicionar la segunda vivienda para alquilarla

Es posible que nuestra segunda vivienda se encuentre en perfectas condiciones. En ese caso, ¡genial! De hecho, partamos de la base de que la vivienda se encuentra en un estado adecuado para vivir en ella. En cualquier caso, debemos acondicionar la casa para el tipo de inquilinos que queremos recibir en ella.

¿Qué tipo de inquilinos queremos? 

Antes de acondicionar nuestra segunda vivienda para ponerla en alquiler, debemos pensar en los inquilinos. ¿Qué tipo de familias queremos que viva en ella? ¿Parejas, familias con hijos, personas solteras, jubilados,…?

Para decidir el tipo de familia que queremos en nuestra vivienda, también es importante la zona. Si queremos familias con niños pero vivimos a muchos kilómetros del colegio más cercano, quizás no sea buena idea. Si queremos alquilar a jubilados y se trata de una zona ruidosa incluso por las noches, puede no ser un buen inquilino.

Debemos reflexionar sobre el estado de la casa, la zona en la que se encuentra y quién es el inquilino perfecto para ella… Una vez que hayamos elegido, podemos adaptar la vivienda.

 

 

¿Qué tipo de casa querrá ese tipo de inquilino?

Una vez que sabemos qué tipo de inquilino es el mejor para nuestra vivienda, debemos hacernos otra pregunta. ¿Qué tipo de vivienda sería más atrayente para ese tipo de inquilino? Muchas veces lo mejor es eliminar nuestros “gustos” de la casa. Una decoración neutra es actualmente lo más adecuado para encontrar rápidamente buenos inquilinos.

Sobra decirlo, pero lo decimos igualmente: Cuando queremos alquilar una vivienda, tenemos que retirar de ella todas nuestras pertenencias personales. Dejaremos la vivienda como un lienzo en blanco.

La decoración denominada “nórdica” nos permite tener una vivienda atrayente para muchas edades y gustos. Posteriormente, los inquilinos podrán personalizarla con sus propios cojines, cortinas, etc. La pregunta que debes hacerte es ¿Me gustaría a mí vivir aquí? ¿Mi familia estaría cómoda y a gusto? Si tu respuesta a estas últimas preguntas es sí, muy probablemente tardarás poco en encontrar unos buenos inquilinos.

rentabilizar la segunda casa

Alquilar la vivienda

Cuando queremos ya poner en alquiler nuestra vivienda, hay algunos detalles que debemos tener en cuenta. Debemos cuidar los detalles desde el primer contacto con nuestros posibles inquilinos. Dado que ese primer contacto muchas veces son las fotografías de la vivienda y la descripción, debemos esforzarnos porque sean lo más fáciles de entender posible.

El anuncio de nuestra casa en alquiler

Las fotos de la vivienda se deben hacer de día. A ser posible en el momento más luminoso del día. Deben abarcar la mayor cantidad de espacio posible. El inquilino que vea las fotos debe hacerse una idea de cómo es la vivienda aunque no la haya visto en persona. Por eso, evitaremos poner fotos solamente de los muebles o de elementos sin importancia.

Del mismo modo, cuando hagamos la descripción de la vivienda no debemos decir ni más ni menos que lo que la vivienda es y lo que tiene. Trasmitir una idea errónea puede echar atrás a un posible buen inquilino.

Nosotros queremos que nuestros inquilinos sean buenos, y nuestros inquilinos buscan una buena vivienda con un buen casero. La amabilidad, el respeto y la claridad serán la mejor receta.

Banner 990x250

La cita para mostrar la vivienda

La cita para que los posibles inquilinos vean la vivienda es fundamental. Esta cita tiene tres objetivos:

  • La familia ve la vivienda donde podría empezar a vivir pronto. Pueden decidir si es la casa que necesitan o si no lo es.
  • La familia te conoce. Conoce a su casero y ven a una persona honesta, responsable y que les atenderá cuando lo necesiten por algún problema.
  • Tú puedes prestar atención a su forma de ser y de actuar.

Debes recordar que, aunque estés buscando inquilinos para tu segunda vivienda, debes elegir bien quién vivirá en ella. Si simplemente dejas que alquile cualquier persona que venga y le guste la casa, podrás darle las llaves de tu casa a alguien que no la cuidará adecuadamente. Por eso, es importante que te fijes en todos los detalles cuando hagas la cita para mostrar la casa.

Mi experiencia y consejos para las citas con inquilinos

Yo llevo más de 20 años teniendo la experiencia en alquilar varios inmuebles de mi propiedad. Por eso, quiero contarte algunas de mis experiencias con algunas familias que venían a ver mis viviendas.

En una ocasión, vino una familia con una niña pequeña. La niña entró en la casa antes que sus padres, y lo hizo corriendo. Mientras yo hablaba con sus padres, sacó un cochecito y comenzó a arrastrarlo por todos los muebles. Aunque sintiéndolo mucho, finalmente nunca fueron mis inquilinos.

Tus inquilinos deben mostrar respeto y cuidado por la casa en la que van a vivir. Si ya muestran desdén desde que la van a ver, es probable que no sean unos buenos inquilinos.

Otra de mis normas es ser muy específico con el horario de la cita. Esto me demuestra si la familia tiene respeto por el tiempo de los demás. Por eso, cuando una familia llega tarde a la cita y no se disculpa ni da una explicación razonable, no permito que entren a vivir a mis viviendas.

Quizás pueda sonar exagerado. Sin embargo, si el día en que mejor impresión quieren causar, son impuntuales y no se disculpan… ¿Qué puedes esperar de la  puntualidad, por ejemplo, en el pago del alquiler? 

El comportamiento, la puntualidad, el respeto son muy importantes. Si la persona muestra respeto por ti, por la propiedad, por sí mismo mediante su arreglo personal… Puede convertirse en un buen inquilino. Estos datos te pueden dar alguno de información aunque no conozcas al inquilino. Te permitirán hacerte una idea de si es la clase de persona que quieres viviendo en tu propiedad.

dineo online

El contrato de alquiler

Con referencia al contrato, lo mejor es siempre que sobre tinta, a que haya malos entendidos. ¿Qué queremos decir? Que, aunque hay modelos preparados como ejemplo que podemos descargar en internet, estos pueden carecer de detalles. Puede que haya detalles que para nosotros sean importantes y no aparezcan en estos contratos de ejemplo.

Además, dependiendo de la Comunidad Autónoma donde residamos, habrá algunas diferencias respecto a este asunto. Para estar seguro de que lo estás haciendo de la forma correcta puedes asesorarte en lugares oficiales. Es mejor consultar, antes que meternos en un problema y luego querer solventarlo después de hecho. Por lo tanto, es mejor pagar a un abogado para que nos asesore, que luego tener que solucionar el problema de haber hecho mal un contrato: será mucho más caro.

Recuerda escribir en el contrato absolutamente todas las cláusulas que quieres que aparezcan. No puedes olvidarte de ningún punto que quieras que aparezca en él. Recuerda que, lo que aparezca en el contrato, será lo que legalmente valga para cualquier reclamación o problema que pueda surgir con tu inquilino.

No dejes tu casa vacía ¡Rentabilízala! 

Como has podido ver, rentabilizar tu segunda vivienda si la tienes vacía no es tan complicado. Además, te puede hacer tener un flujo de ingresos constante que nunca vienen mal. Esperamos que con nuestras sugerencias te animes a disfrutar de tu segunda casa desde otra perspectiva.

Artículos Populares

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Para mayor información acuda a nuestro apartado de política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies