¿POR QUÉ TENER UN PLAN DE ACCIÓN PARA OBTENER NUESTRAS METAS?

Todos tenemos sueños, ilusiones, metas, objetivos en la vida. En definitiva algo que nos mueve, que nos hace actuar. Y es así como tiene que ser para que nuestras vidas estén llenas de sentido. En ocasiones lo que nos sucede a muchos es que los años pasan y no vemos que estos sueños se hacen realidad. ¿Por qué será?, puede haber muchas razones, ya sean ajenas a nosotros o quizás dentro de nosotros mismos.

“Todos tenemos sueños, ilusiones o metas. ¿Quieres saber cómo puedes lograrlas? Hoy veremos cómo hacerlo.”

Hay quienes piensan que los sueños y las ilusiones son algo abstracto, sin definir. De hecho la gran mayoría tiene muchas dificultades para explicar con detalles específicos cuál es su sueño. La motivación es necesaria para sacar lo mejor que hay en nosotros y las metas nos ayudan a ello. Pero ¿qué nos ha limitado para obtener esos sueños, objetivos o metas? En este artículo veremos algunos de los motivos.

dineoo

¿Cómo son nuestros sueños?

Si alguien nos preguntara, ¿cuál es tu mayor sueño, ilusión, meta u objetivo?. ¿Cómo sería nuestra respuesta?. ¿Se parecería quizás a alguno de estos ejemplos?.

Ejemplo 1

Bueno, mi objetivo o mete es tener una casa más grande.

Ejemplo 2

O quizás diríamos mi ilusión en la vida es tener un deportivo rojo.

Ejemplo 3

Es posible que otros dijesen que su mayor sueño es viajar por el mundo.

¿Qué tienen en común todas estas respuestas? Todas están sin definir, veamos los ejemplos uno por uno.

plan de accion

Una casa grande

Si es nuestro sueño o nuestra ilusión la respuesta tendría que ser con todo detalle. Es decir, una casa grande, con el tejado en teja de pizarra, con las ventanas en madera, de cuatro dormitorios, con parquet y una chimenea de piedra, una cocina en roble, jardín inglés, piscina cubierta y climatizada, garaje para cuatro coches, etc… Y que esté en tal provincia, en tal pueblo, en la zona x del pueblo, orientada al sur etc… Esto sí es un sueño definido.

Un deportivo rojo

Si de verdad tenemos el deseo de tener un deportivo rojo tendríamos que saber, de que marca, que modelo, con que motorización, el equipamiento, el color del tapizado, donde lo vamos a aparcar, porqué carreteras lo vamos a conducir. Toda esta información nos hace sentirnos al volante de ese deportivo en concreto, está definido, es real en nuestra mente.

Viajar por el mundo

Si queremos viajar por el mundo deberíamos tener muy claro cómo vamos a viajar, de mochileros, de hotel en hotel, en una moto, cual es el primer país que quiero visitar, donde vamos a ir, que quiero comer allí, voy a ir solo o acompañado, etc… Todos estos detalles dibujan en nuestra mente esa experiencia que queremos disfrutar, para nosotros se convierte en algo real.

Para dar el segundo paso en el cumplimiento de nuestros objetivos, estos han de ser reales en nuestra imaginación con todo lujo de detalles. Tan real que incluso puedas sentir hasta los diferentes olores del entorno o de los alimentos. Ese realismo nos motivará para continuar en la misma dirección y así estar más cerca de conseguirlo. Pero hay otro aspecto muy importante en la obtención de nuestros desafíos, y es la planificación.

como tener un plan de accion

¿Por qué un plan de acción?

Cuando queremos algo extraordinario no nos vamos a tropezar con ello por casualidad en nuestras vidas. Tendremos que ir nosotros a por ello, y con todas nuestras fuerzas. Pero, ¿qué sucede si queremos ir a un lugar y no sabemos cómo llegar? Difícilmente podremos llegar si no encontramos el camino correcto. Con las ilusiones ocurre lo mismo, necesitamos un plano, un plan de acción que nos guíe, este nos permitirá acercarnos poco a poco a nuestro propósito.

Banner 728x90

Un plan de acción tiene que tener un objetivo bien definido y un tiempo límite en el que queremos obtener ese objetivo. Pero además debe contar con metas volantes, es decir, puntos intermedios donde podremos controlar como vamos con esa meta. Y también deben ser flexibles para que, sobre todo si es una meta a muy largo plazo, podamos adaptarnos a las nuevas circunstancias sin que la meta final haya sido alterada.

Claro está hemos de definir cómo vamos a conseguir ese sueño, ¿será trabajando más y ahorrando? ¿Quizás haciendo inversiones y obteniendo ingresos adicionales? ¿Tal vez podamos vender algo y obtener lo que necesitamos? ¿O incluso podría ser obteniendo una formación adicional que nos permita acceder a una nueva fuente de ingresos? Necesitamos establecer el “cómo” mediante un plan de acción, pues si sabemos cómo lo vamos a conseguir y las diferentes etapas por donde tendremos que pasar, al tener viva en nuestra mente nuestra ilusión, nadie ni nada nos podrá impedir conseguirla.

Artículos Populares

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Para mayor información acuda a nuestro apartado de política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies