LA LEY DE CYRIL PARKINSON, ¿POR QUÉ NOS INTERESA AUN HOY?

Seguro te ha sucedido que llegas al final del día y piensas: “el día se me fue y no he hecho nada“. La realidad es que, si hemos hecho cosas, pero quizás no son las cosas que en realidad tenían prioridad para ese día. Y debido a ello nos sentimos frustrados y en ocasiones hasta parece que nos desesperamos. Esto es debido a que en realidad el día no nos ha alcanzado para todo eso que habíamos decidido hacer.
“Los días parece que vuelan. Llegamos al final de cada uno y sentimos que hemos dejado muchas cosas por hacer, a veces las más importantes.”

Y lo curioso es que esa sensación en ocasiones nos acompaña durante meses. Parece que en realidad no estamos haciendo eso que nos permitiría cambiar nuestra situación. Es como si nos dejásemos llevar por la rutina, parece que una actividad nos lleva a otra y ya. Pero esta situación no es solo de nuestro tiempo. Ya pasaba desde 1957 cuando Cyril Northcote Parkinson, historiador británico y escritor, promulgó sus famosas leyes. Vamos juntos a echar un vistazo a como éstas nos pueden ayudar a cumplir nuestros objetivos.

creditozen online

Primera Ley de Parkinson

El trabajo se expande hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización. Cuánta razón tiene esta Ley de Parkinson. Y la realidad es que si el día tuviese treinta horas continuaríamos exactamente igual, sin tener suficiente tiempo para continuar trabajando. Por ese motivo es importante definir cuanto tiempo emplearemos en cada faceta de nuestra vida. Eso nos ayudará a, por una parte evitar estar perdiendo el tiempo en cosas que nos hacen creer que estamos haciendo algo, y por otro lado poder hacer lo verdaderamente importante. ¿Qué es lo verdaderamente importante?. Bajo nuestro punto de vista es hacer lo que nos va a permitir obtener nuestros objetivos, nuestros sueños.

ley de parkinson productividad

Segunda Ley de Parkinson

Los gastos aumentan hasta cubrir todos los ingresos. Pensemos por un momento, o mejor aún echémosle imaginación a lo que viene ahora. Nos llaman a la oficina del jefe, ya nos estamos temiendo lo peor, pero “voilà”, no es lo que esperábamos. Es un aumento del quince por ciento en nuestro sueldo. Todo el mudo nos felicita, hasta nosotros mismos nos felicitamos. Y al final del día salimos con nuestra pareja para celebrarlo, hasta ahí todo bien.

¿Qué crees que pasará cuando veamos el primer mes el aumento ingresado en nuestra cuenta bancaria? Lo más probable, y eso dependerá mucho de la inteligencia financiera que cada uno tenga, comenzaremos a pensar en aquel scooter que nos gusta, o en ese viaje que tanta ilusión nos hace, la lista podría no tener fin. Así que raudos vamos a la tienda y compramos eso que tanto nos gusta y lo disfrutamos como niños. Pero los meses continúan pasando y comenzamos a darnos cuarenta que a pesar de ese 15% de aumento, estamos igual o peor que antes del aumento. La Ley de Parkinson se ha cumplido en nosotros.

viabuy visa

Tercera Ley de Parkinson

El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia. Que curiosa es esta Ley, pero que real. No sé qué extraña fuerza nos repele cuando tenemos que ponernos manos a la obra para hacer esa tarea que tan importante es, parece que solo de pensarlo nos da algo. ¿Y qué es lo que acaba sucediendo? Nos ponemos a hacer otro montón de cosas, que sí que hay que hacer también, pero esa, la que tenemos marcada en la agenda como importante la dejamos de lado. Cuanto más importante es menos tiempo estamos dispuestos a dedicarle. Sin embargo, para otras tareas anodinas, para esas si encontramos el tiempo.

ley de parkinson

Conclusión

Mantener presente estas tres Leyes de Parkinson nos ayudarán a obtener nuestros objetivos. Esto es debido a que la buena utilización de nuestra agenda impedirá que ocupemos todo el tiempo en el trabajo dejando a un lado lo que sí nos ayudará a conseguir nuestros objetivos, tal y como promulga la primera Ley. La segunda ley también contribuye a esa misma dirección. Si nos ceñimos al presupuesto podremos emplear los ingresos adicionales en realizar inversiones que generen flujo de efectivo, lo cual también ayudará al cumplimiento final de nuestros objetivos. Y la última Ley que hemos visto es genial. Si sabemos dar la prioridad adecuada a cada tarea podremos ser más eficaces, y así obtener mejores resultados.

Mira por donde hemos aprendido del Sr. Cyril Northcote Parkinson unas cuantas cosas interesantes. Ahora tenemos que aplicarlas para sacarle el verdadero partido.

A continuación te dejamos con un video interesante en el que podrás comprender más ampliamente de que tratan estas leyes de Parkinson y como puedes aplicarlas en tu vida para conseguir tus objetivos.

 

Artículos Populares

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Para mayor información acuda a nuestro apartado de política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies